Empresarios y directivos a partir de los 40

Hola a todos, feliz “reentré”. Ya estoy totalmente incorporada al trabajo después de las vacaciones y vuelvo a la cruda realidad como la inmensa mayoría de currantes de este país. La verdad es que he desconectado y me ha venido fenomenal. Espero que vosotros, queridos lectores, hayáis aprovechado vuestras vacaciones para recargar pilas y comenzar el nuevo curso.

Y hablando del nuevo curso os propongo un nuevo reto para el año laboral que comienza. A todos aquellos que os situáis entre los 40 y 70 años os invito a despertar al niño que todos llevamos dentro, a despertar vuestra curiosidad y descubrir un nuevo mundo lleno de posibilidades comerciales y de comunicación que se esconde tras el fenómeno de las redes sociales. Fenómeno que es mucho más que un juego de adolescentes y de “friKis”, que aunque también los hay, pueden ser consumidores interesantes para determinados productos.

Así, que si estás entre los 40 y 70 y eres empresario o directivo, es un buen momento decidir tomarse en serio el hecho que Internet y los terminales telefónicos móviles están liberando una fuerza imparable que estaba latente en las personas. El deseo imperioso de comunicarnos. Y nos han dado una herramienta perfecta, Internet y las redes sociales que han supuesto la aniquilación de todas las barreras de tiempo y espacio.

Con Internet, no importa la hora que sea y la distancia que exista entre las personas. La comunicación es inmediata, gratuita y efectiva. Las personas pueden hablar entre sí, enviarse mensajes, recomendar y valorar productos, marcas y servicios, y dar sus opiniones de todo y hacia todos. ¿Tendremos que hacer caso a esta nueva herramienta de comunicación que ha funcionado como una fuerza liberadora de las necesidades de comunicación de las personas?, sobre todo de los menores de 30 años, aunque no es mi caso. Estoy a las puertas de los 40 y no quiero desconectarme de la realidad que me rodeará a partir de ahora, no me lo puedo permitir si quiero seguir dedicándome a mi profesión. Ningún profesional, directivo o empresario debe hacerlo si quiere seguir existiendo para el mercado.

Como ejemplo citar el siguiente caso. Durante los descansos de retransmisión del Mundial de Fútbol, momento en el cual las compañías invierten grandes sumas económicas en spots publicitarios, los espectadores menores de 30 años abandonaban la pantalla de TV para conectarse a sus PC y compartir su información a través de tuenti, facebook, etc… Resultado; la inmensa mayoría de consumidores menores de 30 años, aunque estaban frente al televisor no vieron los anuncios del descanso.

Si usted, directivo o empresario, comercializara productos para menores de 30 años, ¿¿¿¿tomaría la decisión de comprar espacios a precio de oro en TV que sus consumidores no van a ver o replantearía otro tipo de estrategias????

Si ha optado por la última de las dos opciones, debe replantearse este comienzo de curso. Interesarse en qué es lo que se está moviendo en el mundo del marketing y la comercialización de productos, preguntar a sus asesores o agencias qué puede hacer Internet en beneficio de su marca o producto y cómo puede utilizar las redes sociales para localizar a sus mercados y comunicar con ellos de una manera más directa y en su propio lenguaje.

La historia se ha encargado de demostrar en todas las ocasiones que los que apuestan por la innovación, el cambio, el progreso y la nueva tecnología aciertan mucho más que los que la niegan.

Además, todas esos jóvenes internautas y aficionados a las redes sociales entre 15 y 30 años, serán los consumidores, padres de familia, directivos y profesionales en cuanto cumplan entre los 30 y 45 en un futuro no muy alejado (unos 15 años más)…. ¿Será importante prestarles la atención que merecen?

Hasta la próxima.

2018-01-12T09:57:38+00:00web 2.0|