El mejor CMS para tu cliente.

Como desarrolladores, a la hora de elegir la mejor tecnología (CMS) para gestionar los contenidos de un site surgen varias incógnitas que son fundamentales para lograr visibilidad, usabilidad, agilidad, dinamismo y alcance de objetivos marcados por la estrategia de comunicación del cliente.

Una de las características principales que definen el desarrollo del proyecto suele ser siempre la misma: el nivel técnico del usuario que gestionará el contenido. Si se trata de un usuario muy básico, se suele elegir un CMS ya implantado, se acaba escogiendo una plantilla más o menos atractiva y poco más. Esta decisión afecta directamente al diseño, al modo de presentación de los mensajes y por tanto a la imagen de marca y la estrategia de comunicación. En cambio podemos tener mucho más control sobre el resultado final si conseguimos integrar el proceso de diseño en el propio desarrollo del CMS. Esto parece una obviedad, pero muchas veces diseño y desarrollo corren por calles separadas.

1. Lo primero es averiguar el grado de control sobre en diseño a la hora de trabajar sobre plantillas del CMS escogido. Afortunadamente hoy en día los CMS tienen más en cuenta a los diseñadores que hace unos años. El equilibrio perfecto es aquel sistema que nos permite personalizar al máximo a la vez que respeta una arquitectura de contenido bien estructurado. Deberemos conocer hasta qué punto el editor de contenidos nos permite insertar etiquetas html, y hasta qué punto esto puede afectar a la estructura que hayamos diseñado, porque el usuario es capaz de descuajeringar en pocos minutos los que nos llevó días construir.

2. Hay que  tener clara la estructura del site. La coherencia en el comportamiento visual y de navegación que tanto el usuario como el visitante espera encontrar es fundamental para conseguir la mejor usabilidad y experiencia de usuario.

3. Otro punto importante a tener en cuenta cuando se diseñan los primeros “layout” en Photoshop es lo siguiente. El diseño debe observar la posibilidad de que las áreas de contenido editable pueden extenderse más de lo normal o ser más breves de lo esperado. Este hecho no afecta sólo a la cantidad de scroll que genera, sino a la posibilidad de descompensar la estructura gráfica del site.

4. Una de las cosas más duras para un diseñador. La tipografía dinámica. La imposición técnica a la hora de trabajar con menús dinámicos, facilitar el trabajo a Google, etc, etc, hace muy limitado el uso de distintos tipos. Debemos tener especial cuidado de tratar textos como imágenes, dadas las penalizaciones que nos aportan.

5. Hay que vigilar que el CMS no imponga por completo la usabilidad y el sistema de navegación. Debemos ser nosotros quienes elijamos dónde colocar los menús y diferentes elementos de navegación, de forma que un aumento de pestañas o secciones no afecte al resultado final del layout.

6. Tener absolutamente claros los estilos que van a definir el aspecto del site. Cuida y define tu CSS con todo el cariño del mundo. Las reglas que se marquen desde aquí, ayudarán a que tu site crezca en armonía gráfica y sea fácil de readaptar a las circunstancias y cualquier comportamiento del html.

7. Cuida el contenido. Fíjate en cómo se comportan tus párrafos, textos largos, cortos…

8. Asegúrate de que el contenido se adecue a los mínimos exigidos para obtener un buen SEO. De los H1 por página, H2, title, url amigable, etc, ni hablo, lo doy por sentado. Cuida y observa el aspecto semántico de tus contenidos.

9. Previsualizar es gratis. No tengas miedo a probar cosas y observar el resultado. 50 palabras son pocas o muchas dependiendo de donde se alojan. Cómo se comportan tus contenidos es fácil de ver conforme los está definiendo.

10. Trabaja con método. Define objetivos y establece un orden de procedimientos. Comprueba constantemente resultados y busca hacer cosas nuevas. Grandes descubrimientos han nacido de grandes imprevistos.

Podríamos seguir analizando muchos más aspectos, pero lo importante es no perder de vista las necesidades reales del cliente y la usabilidad que le ofrecemos en función de su conocimiento. Y sobre todo que el CMS es el vehículo y no la meta.

Hasta la siguiente.

2018-01-12T09:57:35+00:00tecnología, web 2.0|