En muchas ocasiones hemos defendido el blog como parte fundamental en la publicación de contenidos de tu empresa enfocado a tu sector. Por mucho que algunos digan que el blog ha muerto, nosotros seguimos apostando por esta plataforma.

Por esto es importante tener claro el enfoque adecuado para que tu blog tenga éxito. Aquí te damos unos breves consejos que pueden ayudarte:

1. Marca objetivos.
Es vital tener un objetivo claro para que el esfuerzo que requiere un blog resulte eficaz. Debes saber si buscas fidelización, difundir información útil y actual, si quieres captar nuevos clientes… La dirección que tomes debe mantener una coherencia en el tiempo y en la forma.

2. Define una estrategia.
Para dirigirte a tu público objetivo, necesitas definir una estrategia de comunicación. Establece unos tiempos y define los contenidos. Deben estar acorde con el resto de tu negocio. El blog es un canal de comunicación coherente con el resto de canales online (redes sociales, news) que debe seguir la misma dirección en los mensajes, incluida la comunicación offline. Es importante que no caigas en la redacción de unos contenidos aleatorios ya que confundirán a tu audiencia.

3. Cuida tu público.
Identifica claramente tu público y céntrate en alimentarlo de los contenidos que busca. Así captarás su atención y lograrás fidelizarlo.

4. Tu blog no es una plataforma de venta.
No caigas en la tentación de pretender vender tus productos-servicios o intentar convencer de lo maravillosa que es tu empresa a través de tu blog. Comunica, no vendas. El usuario no es tonto y te rechazará rápidamente. Tienes otros canales mejores para exponer tus argumentos de venta.

5. Por enésima vez, “el contenido es el rey”.
Es algo comprobado, la calidad del contenido de tu blog es lo que transmitirá buena imagen, seriedad, conseguirá fidelizar usuarios. No busques otra cosa que no sean buenos contenidos, atractivos e interesantes. Y sobre todo no tengas prisa en ver resultados, esto es algo que requiere mucho esfuerzo y constancia. Piensa a largo plazo.

Tu blog es una faceta fundamental de tu presencia online, cuídalo y dedícale tiempo. Forma parte de tu imagen y reputación. Y recuerda que si no tienes claro cómo dar los pasos adecuados o no dispones del tiempo necesario, invierte tu tiempo en tu negocio y tu dinero en una empresa profesional que cuide tu comunicación. Al final es lo más económico y eficaz.